ANDALUCIA descendio en  2.509.931 espectadores y l a recaudación en salas  16.914.675 € durante el pasado año

 

La cifra de espectadores en Europa descendió en 2013 un 1,8 por ciento según un estudio de la iniciativa italiana Media Salles, entidad italiana apoyada por el programa MEDIA de la UE, que ha analizado el comportamiento de los espectadores en un total de 35 territorios europeos, de punta a punta del continente, desde Islandia a Rusia y desde Portugal a Turquía. Media Salles ha presentado el estudio en la 64ª edición de la Berlinale.

La cifra global de espectadores europeos ha pasado de los 1.179,8 millones contabilizados en 2012 a los 1.158,5 millones del año pasado. Sin embargo, como cabía esperar, el retroceso de las entradas vendidas no es igual en todos los territorios. En los 19 países de Europa Occidental la caída de espectadores es más acusada y alcanza el 4,6 por ciento, pasando de los 881,7 millones de espectadores registrados en 2012 a los 840,8 millones del año 2013, lo que supone el decrecimiento más importante de todo el continente.

Mientras, en los 16 países incluidos en Europa Central y del Este, además de la Cuenca del Mediterráneo, cerraron el año 2013 con un incremento de espectadores del 6,6 por ciento, de 298 millones de entradas vendidas en 2012 a los 317,7 millones del pasado año.

Así, por segundo año consecutivo Europa Occidental registra un nuevo record negativo, con una mayoría de territorios en números rojos. Los peores resultados los concentran Reino Unido, con un descenso de espectadores del 4 por ciento; Alemania que retrocede un 4,5 por ciento después de un gran año 2012; al igual que Francia, que cae un 5,3 por ciento y ahora se sitúa justo por debajo del umbral de los 200 millones de espectadores.

Dentro Europa Occidental, capítulo a parte merece España, cuya caída es del 15 por ciento, con alrededor de 80 millones de espectadores en 2013, lo que supone un retorno al pasado, concretamente a los años 90 del siglo pasado. Según señala el estudio de Media Salles, la razón fundamental de esta caída es el incremento del IVA cultural hasta el 21 por ciento. (Los datos provisionales de Rentrak llevan esa caída hasta el 18 por ciento).

Otros territorios con retrocesos importantes son Grecia (-12%), Austria (-10,6%), Suecia (-9,7%) y Portugal (-9.4%). Descensos menos pronunciados se pueden ver en los mercados como Suiza, donde las estimaciones indican una caída del 8 por ciento, Finlandia, que después de un récord de 2012 pierde un 6,9 por ciento, Irlanda (-5%), Islandia (-5,3%) y Luxemburgo (-3,9%).

Capítulo a parte merece España, cuya caída es del 15 por ciento, con alrededor de 80 millones de espectadores en 2013, lo que supone un retorno al pasado, concretamente a los años 90 del siglo pasado. Según señala el estudio de Media Salles, la razón fundamental de esta caída es el incremento del IVA cultural hasta el 21 por ciento. (Los datos provisionales de Rentrak llevan esa caída hasta el 18 por ciento).

Noruega logró decrecer solo un 2,7 por ciento, gracias en parte a los excelentes resultados obtenidos por las películas nacionales (+24% en comparación con 2012). Dinamarca se mantuvo prácticamente inalterable (-0,2%), mientras que Bélgica y los Países Bajos registraron un ligero aumento (0,5% y 0,8%, respectivamente). La nota discordante y positiva la pone Italia, que aumentó su cifra de espectadores un 6 por ciento hasta superar los 100 millones de entradas vendidas.

Si en Europa Occidental prevaleció la tendencia negativa en la asistencia al cine, en la parte central del continente y la Cuenca Mediterránea hay un equilibrio entre los países que pierden espectadores y los que muestran una tendencia positiva. Así, Chipre retrocede un 20 por ciento, Eslovenia un 16,1 por ciento, Serbia baja un 9,3 por ciento y Malta contabiliza su tercer año consecutivo de caída, en esta ocasión un 7 por ciento menos que en 2013. Los cines polacos perdieron un 5,6 por ciento de sus espectadores y en Croacia, después de un exitoso 2012, se perdieron el año pasado el 3,5 por ciento de los espectadores cinematográficos. En la República Checa y Estonia el retroceso fue solo del 1 por ciento.

Las buenas noticias de esta parte del continente europeo vinieron de países como Hungría, que incrementó su cifra de espectadores cinematográficos un 2 por ciento; Letonia con un 3,9 por ciento positivo; Eslovaquia (+4,8%), Lituania (+6,8%) y Bulgaria que creció 16,7 por ciento, aproximándose a los 5 millones de espectadores. Rumanía, Turquía y Rusia continúan con sus imparables cifras de crecimiento de los últimos años. Así, la cifra de espectadores en Rumanía aumentó un 13,8 por ciento, lo que supone 8 años consecutivos de crecimiento, de los 2,8 millones de entradas vendidas en 2006 a los 9,5 millones del año 2013.

También es espectacular el comportamiento de Turquía, que cruzó la frontera de los 50 millones de espectadores el año pasado, lo que supuso un incremento del 14,7 por ciento respecto a 2012. Cabe señalar que en 2007 la cifra de espectadores turcos era 30 millones. Por su parte, Rusia suma 14 millones de espectadores más en 2013 a los contabilizados un año antes, por lo que ya se ha convertido en la segunda potencia europea por entradas cinematográficas vendidas, superando así a Reino Unido.

Fue espectacular el comportamiento de Turquía, que cruzó la frontera de los 50 millones de espectadores el año pasado, lo que supuso un incremento del 14,7 por ciento respecto a 2012. Cabe señalar que en 2007 la cifra de espectadores turcos era 30 millones. Por su parte, Rusia suma 14 millones de espectadores más en 2013 a los contabilizados un año antes, por lo que ya se ha convertido en la segunda potencia europea por entradas cinematográficas vendidas, superando así a Reino Unido.

Europa comienza 2014 con más de 30.000 salas digitalizadas, un 21 por ciento más

El número de salas digitalizadas en Europa a comienzos de 2014 es de 30.402, lo que representa un incremento del 21 por ciento respecto al 1 de enero de 2013, cuando el continente europeo contaba con 25.084 salas equipadas con proyección digital. Esto significa que el 84 por ciento de los cines europeo cuentan con al menos una sala digitalizada, aunque está unos puntos por debajo de la media de penetración de la proyección digital en el resto del mundo, que se sitúa en el 87 por ciento, mientras que con Norteamérica la diferencia es más sustancial, ya que allí el 93 por ciento de las salas de cine son digitales.

De los más de 30.000 proyectores digitales que hay actualemnte en Europa, el 72 por ciento se encuentran en los seis principales mercados cinematográficos: Francia, Rusia, Reino Unido, Alemania, Italia y España. Estos seis territorios cuentan con salas digitales en el 68,5 por ciento de sus cines.

El número de salas digitalizadas en Europa a comienzos de 2014 es de 30.402, lo que representa un incremento del 21 por ciento respecto al 1 de enero de 2013, cuando el continente europeo contaba con 25.084 salas equipadas con proyección digital. Esto significa que el 84 por ciento de los cines europeo cuentan con al menos una sala digitalizada

Asimismo, los diez principales circuitos de exhibición que operan en Europa tienen el cien por cien de sus cines ya digitalizados y representan el 27 por ciento de todas las salas digitales europeas. Entre ellas se en encuentran compañías que operan en España como UCI con más de 2.000 salas en toda Europa y la compañía cien por cien española Yelmo Cines, con unas 400 salas en España. Aproximadamente 8.300 pantallas de estos diez circuitos líders están localizadas en Europa Occidental.

En Europa Central y del Este, hay unas 900 salas digitalizadas pertenecientes al circuito Cinemacity y otras 250 de la compañía Multikino, mientras que en Turquí Cinemaximum gestiona unas 500 salas. Junto a los territorios donde la proyección en 35mm prácticamente ha desaparecido como es el caso de los países Escandinavos, el Benelux, Austria y Suiza, aún quedan territorios en los que la difusión de la nueva tecnología es muy inferior a la media del continente.

Entre estos últimos, destacan Serbia con solo un 25 por ciento de su parque de salas digitalizado, Eslovenia (45%) y la República Checa (51%). Estonia, a pesar de tener un porcentaje comparable de pantallas digitales (44%), ha crecido de manera considerable, ya que hace seis meses, solo contaba con el 26 por ciento de sus salas digitalizas.

Mientras que Reino Unido y Francia cuentan con una penetración de la proyección digital en sus cines del cien por cien, en Alemania ronda el 90 por ciento, España cuenta con un 65 por ciento de salas digitales, en Rusia un 75 por ciento de sus salas de cine son digitales y en Italia alrededor del 75 por ciento.

Diferencias significativas también se aprecian en los seis principales mercados. Mientras que Reino Unido y Francia cuentan con una penetración de la proyección digital en sus cines del cien por cien, en Alemania ronda el 90 por ciento, España cuenta con un 65 por ciento de salas digitales, en Rusia un 75 por ciento de sus salas de cine son digitales y en Italia alrededor del 75 por ciento. Sin embargo, estos mercados comparten un marcado desarrollo de la tecnología digital en los últimos seis meses.

El gran desafío para 2014 en Europa será la digitalización de aproximadamente seis mil pantallas (alrededor del 16% del total) que el año pasado no pudieron acceder a la nueva tecnología, la mayoría cines tradicionales. Rumanía es un claro ejemplo, porque un país que cuenta con el 84 de sus salas digitalizadas, solo los cines de una única pantalla siguen utilizando la proyección tradicional en 35mm.

Compártelo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s